El ciclismo actual, ¿adulterado?

Para cuantos somos aficionados al ciclismo desde los tiempos los hermanos Kueblet, Anquetil, Merckx, Boubet, Bahamontes, Loroño, Bernardo Ruiz entre otros grandes ciclistas españoles y extranjeros no podemos quedarnos impasibles a lo que vemos a diario en las grandes carreras. Citar aquellos los a todos sería interminable, nos son inolvidables porque nos hicieron disfrutar de un ciclismo que ha pasado a la historia. (Fotos: Tour de Francia oficial)

Desde que los dirigentes del ciclismo internacional impusieron los “pinganillos” al pelotón ciclista mundial, tenemos la impresión que el ciclismo ha sido adulterado.

Los antiguos ciclistas tenían que unir a sus muchos y grandes sacrificios, unas bicicletas que pesaban enormemente, superar los insufribles mal estados de las carreteras, sin obviar que pinchar significaba perder una carrera.

Los que hemos vivido y organizados las pruebas ciclistas de carácter aficionados, somos testigos que los ciclistas que participaban en aquellas carreras se desplazaban y hospedaban e incluso se alimentaban tan míseramente que no era extraño que por ganar una meta volante premiada con 25 pesetas eran capaces de morir esprintando por ganársela.

El ciclismo en los últimos años ha sido hipotecado por tantos intereses económicos que los ciclistas que participan, especialmente, en el Giro, Tours o Vuelta a España en protagonistas publicitarios de las marcas multinacionales que los patrocinan.

Desde que estos patrocinadores solo les interesan que los ciclistas que exhiben en sus maillot están más interesados en las largas escapadas que inclusive en las victorias de etapas, metas volantes y clasificaciones generales.

Los directores de equipos se ven obligados a través a usar los pinganillos para manejar a sus ciclistas como dóciles autómatas que deberán subordinar sus esfuerzos a favor de los intereses comerciales de las firmas que les contratan.

De esta forma el ciclismo ha perdido el encanto de sentirse dueños de sus grandes cualidades de sus fuerzas físicas y disponer de las mismas y pudiesen destacar como grandes profesionales del ciclismo profesional.

Es cierto los ciclistas alcanzan velocidades inimaginables, pero a los ciclistas los han privados de unir a sus grandes facultades el poder discernir durante las carreras, donde y cuando podían atacar y abrigados en el pelotón.

Es cierto que gracias a la televisión disfrutamos más que nunca del ciclismo, solo que observando cómo se desarrollan las pruebas citadas, estamos convencidos que no están brindando un ciclismo adulterado.

Jerez, julio de 2021

El goblero Pepe Castaño


Este artículo está patrocinado a beneficio de la acción solidaria de La Asociación Obispo Rafael Bellido Caro de Jerez “El Pan de los Pobres” por la empresa

Jerezluz

JERELUZ S.A. ELECTRIFICACIONES
Consulta en el siguiente enlace todos los servicios de esta empresa jerezana:
http://jereluz.com/

Publicado por obisporafaelbellido

Web y blog oficial de la Asociación Obispo Rafael Bellido Caro de Jerez de la Frontera (Cádiz). Conocida por "el pan de los pobres"

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: