Antonio Páez Lobato y sus realezas más allá del vinagre

POR JOSÉ CASTAÑO RUBIALES.- Cuando se celebran los 25 años de la incorporación del Vinagre de Jerez al Consejo Regulador del Marco de los Vinos de Jerez nos hace recordar muy especialmente a dos de las personas más importantes y principales para que el Vinagre de Jerez haya alcanzado fama mundial. (Foto: blogs Jerez Xérèz Sherry y cosas de comé)

Aunque es sabido que la gran mayoría de las bodegas jerezanas tuvieron sus magníficos vinagres, sería doña Pilar Aranda Latorre quien comercializase los extraordinarios vinagres de su bodega y lograse que comenzaran a apreciarse por los mejores cocineros nacionales y extranjeros.

En esa misma época, Antonio Páez Lobato en su tabanco de los Palitos en la calle Sevilla, mostrando su gran inteligencia y visión comercial, se dedica a comprar, lo que los bodegueros jerezanos llamaban los vinos “picados” y decían que sabían a vinagre.

El Consejo Regulador que fue siempre celoso vigilante de las calidades de los vinos del Marco, velaba para que los vinos tuviesen las máximas calidades, por lo que no contemplaba incluirlo en la Institución. La lucha de Antonio Páez, pues, por introducir su marca de vinagre en el mercado fue una especie de apostolado comercial del vinagre de Jerez.

Fuimos testigos de cómo Antonio recorría a diario no solo la ciudad de Jerez, sino que también muchas ciudades y pueblos, llevando y propagando e introduciendo su vinagre por donde pasaba. Quizás muchos no sepan, que como buen seguidor del Xerez C.D. hasta en los campos de futbol donde jugaba su equipo, hacia propaganda de sus extraordinarios vinagres.

Foto del Archivo familiar

No fue extraño que sus grandes luchas por elevar su vinagre a la cúspide de la fama tuvo el efecto de consiguir que no faltase en las mejores cocinas de los más importantes Chef del mundo. Así como apareciesen también en las vitrinas de las más importante licorerías e incluso en los Dutty Free de los grandes aeropuertos.

Estoy convencido que la entrada de los Vinagres de Jerez en el Consejo, se le debía muy especialmente a quien seria llamado con toda razón Rey del Vinagre. Aunque como digo en el enunciado Antonio Páez tuvo otras realezas, la de ser rey de la amistad, y Rey Melchor de Jerez el año 1999.

Creo firmemente que al cumplir 25 años en el Consejo Regulador, este escrito sirva como homenaje del que se hizo merecedor a lo largo de su vida.

José Castaño Rubiales.


Este artículo está patrocinado a beneficio de la acción solidaria de La Asociación Obispo Rafael Bellido Caro de Jerez “El Pan de los Pobres” por la empresa

Jerezluz

JERELUZ S.A. ELECTRIFICACIONES
Consulta en el siguiente enlace todos los servicios de esta empresa jerezana:
http://jereluz.com/

Publicado por obisporafaelbellido

Web y blog oficial de la Asociación Obispo Rafael Bellido Caro de Jerez de la Frontera (Cádiz). Conocida por "el pan de los pobres"

Un comentario en “Antonio Páez Lobato y sus realezas más allá del vinagre

  1. Si señor yo fui un afortunado de la bondad de Antonio Paez en el Hotel Jerez de llevarme a su coche para darme esa botella de vinagre que él daba como gran embajador para que su producto recorriera su labor comercial que hoy día recoge el buen hacer de esa familia

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: