Antiguas historias: “El atracón de higos”

Por PACO ZURITA.- Allá por los años sesenta del siglo pasado, Picadueñas,  ese mirador de la campiña jerezana como tan magistralmente  lo describiera Antonio Mariscal Trujillo, estaba cuajado de chumberas. Jerez se desperezaba de tantos años de letargo y empezaba a crecer por sus cuatro costados.

En el cercano barrio de San Mateo muchas familias luchaban por salir adelante y cada miembro de ellas aportaba su granito de arena para ganarse el pan de cada día. Tal era caso de mi amigo Manolo que era el primero de seis hermanos y en aquella época contaba con unos quince años.

Una mañana la madre de Manolo le encargó que fuera a coger higos chumbos por los parajes de Picadueñas para venderlos en la plaza y sacar algunas pesetas con las que poder ir tirando. Provisto de sendos cubos, bajó la hijuela que llevaba hasta las chumberas  y se puso manos a la obra.

Llenos los cubos, emprendió el camino de vuelta y a mitad de la cuesta el estómago de Manolo le recordó que seguía vacío y, viéndolos tan repletos del delicioso manjar, no dudó en saciar su apetito con unos higuitos que le supieron a gloria. Cada bocado invitaba a otro y así se comió medio cubo que supo disimular moviendo los higos del uno a otro recipiente. Seguramente su madre le había advertido del peligro de los excesos pero no los hay cuando el hambre aprieta.  Su cuerpo agradeció doblemente la ingesta porque los cubos pesaban menos y su estómago dejó de protestar. 

chumberasjerezanas
Chumberas jerezanas. Foto: Entorno a Jerez

Pasado el día, las pepitas hicieron también su trabajo y sufrió lo que en aquel tiempo (y en este también) se conocía como “estar apretao”. Su madre, que reconoció enseguida los síntomas de aquel mal, lo llevó al hospital de Santa Isabel que, afortunadamente, estaba cerquita de San Mateo. Era por aquel entonces el hospital de Jerez, que llegó a contar con más de 200 camas y se ubicaba junto a la basílica de la Merced en lo que hoy es el instituto Santa Isabel de Hungría.

Allí ejercía el mejor especialista para este síndrome, un topiquero gallego afincado en Jerez que se apellidaba Varela y que pronto se habituó al mal de las chumberas encontrando un eficaz remedio para el mismo. Como si de un fontanero se tratase, la solución era tan simple, y supongo que tan desagradable, como desatascar las tuberías intestinales con una manguerita de agua caliente que era introducida por el final del desagüe.

Según me confirmó el propio Manolo y otros que también sufrieron de ese mal, había un par de mozos que llevaban a los afectados, a falta de ascensor, escaleras arriba para hacer más llevadero su calvario. Arriba había  un lugar específico para este tipo de operaciones de desatascado que permitía que las pepitas causantes del mal, se fueran por el sumidero como si de un lavadero de coches se tratase. Parece ser que el remedio hacía arrojar pepitas hasta por los ojos…. El afectado quedaba como nuevo, con sus tuberías bien limpias  hasta un nuevo atracón.

Ya no quedan chumberas en Picadueñas ni tampoco existe el hospital de Santa Isabel, cerrado en 1972 tras la inauguración del nuevo  centro que se llamó Miguel Primo de Rivera. Pero quedan en el recuerdo de aquellos jerezanos que lo  vieron y lo vivieron y que hoy lo miran en la distancia de una época que se nos fue.

Por FRANCISCO JOSÉ ZURITA MARTÍN

Este artículo está patrocinado a beneficio de la acción solidaria de La Asociación Obispo Rafael Bellido Caro de Jerez “El Pan de los Pobres” por la empresa

MAC MIGUEL ÁNGEL CASTAÑO FOTOGRAFÍA PROFESIONAL

miguelangelcastañoalbatros

Consulta en el siguiente enlace todos los servicios de esta empresa jerezana:

http://www.albatrosfoto.com/

Publicado por obisporafaelbellido

Web y blog oficial de la Asociación Obispo Rafael Bellido Caro de Jerez de la Frontera (Cádiz). Conocida por "el pan de los pobres"

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: